Cuaderno de bitacora. Fecha 15/01/20

El alimento de los Dioses

Carlos Linneo, un estudioso botánico que descubrió este alimento, lo llamó ‘El alimento de los Dioses’, ya que era incluso objeto de culto para algunas civilizaciones como los mayas o los aztecas. 

¿Ya intuís de qué hablamos? Exacto, del chocolate. Este alimento se obtiene de la manipulación de semillas de cacao, mezclándolo con azúcar y otros elementos. 

Hace siglos, el chocolate era objeto de culto para algunas civilizaciones como de los Mayas o los Aztecas. Carlos Linneo, un estudioso botánico que descubrió este alimento, lo llamó ‘El alimento de los Dioses’.

Durante tres milenios, el cacao fue cultivado por diversas culturas de Mesoamérica. La evidencia más temprana del uso del cacao la hallamos en México, que en 1900 a.c, ya elaboraban bebidas de chocolate. Este alimento se obtenía de la manipulación de semillas de cacao, mezclado con azúcar y otros elementos.

El primer europeo que tuvo el privilegio de probar esta bebida pudo ser el marinero Cristóbal Colón, en el año 1502 cuando arribó a Honduras, en su cuarto viaje a América. Gracias a sus viajes, como cualquier otro marinero, había probado las mayores exquisiteces de los lugares que visitaba. Éste quedó encantado con su sabor, y se llevó consigo algunas muestras de este delicioso dulce de vuelta a España. El mismo Colón dio a probar a los Reyes Católicos el cacao, pero sin embargo no tuvo éxito, por su sabor amargo y su aspecto sucio.

Después de Colón, fue Hernán Cortés quien se embarcó en 1519 y probó una bebida de chocolate elaborada por Mayas y Aztecas. Lo describió así: ‘Cuando uno lo bebe, puede viajar toda una jornada sin cansarse y sin tener necesidad de alimentarse’, frase que causó furor entre tropas y marineros, que codiciaban este valioso alimento en sus bodegas.

En el siglo XVI, Cortés introdujo el chocolate que bebían los Mayas y Aztecas en la Corte Española. Este sí que tuvo éxito, puesto que  incluso las damas de la realeza lo bebían a escondidas.

Con el tiempo, la bebida llegaron a consumirla muchos de los miembros de la Iglesia española. Podemos suponer que ya se elaboraba chocolate en España antes del segundo tercio del siglo XVI.

Este alimento que fue tan codiciado en la antigüedad, hoy sigue destacando por su versatilidad y diversidad de sabores y elaboración. 

En la Taberna del Almirante, también nos encanta el chocolate y lo preparamos con gran cariño y devoción, para que al probar nuestros postres os sintáis como esos famosos exploradores que probaron el chocolate de los mayas por primera vez.

¡No te lo puedes perder!